“América Latina debe reducir las desigualdades”

Por Diana Leal

Artículo actualizado en enero 9,2020

“Dos de los retos que definen el siglo actual son la erradicación de la pobreza y las medidas que se tomen para frenar la emergencia climática. “Si fracasamos en uno, fracasaremos en el otro”

Se espera que el crecimiento de la economía en América Latina y el Caribe en 2020 sea bajo, de acuerdo a pronósticos de analistas y organizaciones internacionales. Sin embargo, según un reciente reporte de la calificadora de riesgo crediticio Moody’s el desempeño deconómico de la región será mejor que en 2019.

“En 2020, la mayoría de las economías de América Latina se expandirán a tasas más altas que en 2019, con un crecimiento anual del PIB real en el rango de 2,5%-3,5%.” dijo la aseguradora crediticia.

Esta última previsión es más optimista que la realizada a finales del 2019 por otros organismos internacionales, aunque el informe advierte sobre la amenaza de las crisis políticas internas, y los conflictos externos para alcanzar dicho crecimiento.

La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) también advirtió sobre el impacto negativo de  “las persistentes tensiones comerciales y la desaceleración del crecimiento mundial en el crecimiento económico de la región y destacó el comportamiento heterogeneo del desempeño económico en los distintos países.

La desaceleración de la economía dejó secuelas en los avances sociales y es necesario de acuerdo al Banco Mundial, que la región estimule  la recuperación económica y encuentre nuevos motores de crecimiento para reducir la pobreza y promover la prosperidad.

“Una mayor inversión en educación de calidad le permitirá a la población pobre latinoamericana contribuir con la economía y beneficiarse del crecimiento económico en el futuro seg[un la entidad, que instó a los gobiernos a reducir las enormes desigualdades entre sus habitantes y a invertir en su gente, especialmente en los más vulnerables.

América Latina y el caribe fue la región en vía de desarrollo más afectada por la desaceleración mundial, en la que unos países presentaron crisis más profundas que otros. La desaceleración vivida durante 6 años dejó un efecto negativo en la generación de empleo, y en el ingreso familiar en América Latina.

El crecimiento de la clase media se desaceleró, y se cree que el 39% de los latinoamericanos continúa siendo vulnerable a una recaída en la pobreza.

De acuerdo al Banco Mundial los países latinoamericanos requieren mayores tasas de inversión, ahorro, e incentivar las  exportaciones, así como potenciar el desarrollo del sector privado.

Además recomiendan a sus gobiernos trabajar para normalizar sus desequilibrios externos y fiscales y fortalecer la integración económica regional, en buscs de volverse más competitivos a nivel global y evitar sacrificar indebidamente la inversión durante el proceso de ajuste.

La precariedad en la infraestructura y logística, es uno de los mayores obstáculos para fortalecer el comercio intrarregional. Los costos logísticos promedio en América Latina son tres y cuatro veces más altos que en los países de la OCDE.

 

El contradte y la brecha entre clases sociales en América Latina es una de las mayores bareras para su crecimiento sostenible, de acuerdo al Banco Mundial que señaló además que la región no puede perder de vista su resiliencia o capacidad para reponerse y responder a los transtornos económicos, a los desastres naturales, y a la violencia y el crimen.


 

 

 

 

 

 

 

Check Also

América Central se está secando

Es una evidencia clara de la catástrofe climática global Por Diana Leal K Medialuna Magazine …

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *