El encanto de la Italia, en invierno

Textos y fotografía Diana Leal K.

El encanto de viajar a Italia en invierno puede ser un secreto guardado por siglos. Si, bajan las temperaturas, pero también bajan los precios  de pasajes y hoteles, y la cantidad de turistas, y aglomeraciones.

En invierno se siente el aire fresco en Italia y los  días de cielo claro y despejado son frecuentes, y cae la nieve en algunas regiones, que exalta la belleza y el desparpajo de sus ciudades milenarias, de las ruínas romanas, y de sus paisajes.

Las temperaturas de Italia en invierno son variadas, como su geograf’ia. Los climas cambian, entre  continental suave en el valle del Po, frío en los Alpes, mediterráneo en las costas e islas, y fresco y con vientos en los Apeninos.

En las costas del sur, Sardinia y Sicilia por ejemplo, aun en los meses de invierno se puede disfrutar de temperaturas tibias y de sol en sus playas. Por algo llaman a Sicilia “the hottest place in Europe.”

Nápoles con su clima mediteraneo en invierno es otro lugar para visitar, al igual que Palermo, que como en otros lugares de las islas sicilianas, el invierno trae frescura pero no temperaturas muy bajas.

En la región norte del país se enfría el clima y cae nieve con frecuencia, y sus ciudadesantiquísimas dan la bienvenida a quienes prefieren pasar tiempo en las montañas. Recorrerlas a pie o en bicicleta, o ski, y hasta aprender a manejar trineos de perros de nieve.

Los Alpes italianos tienen algunas de las ciudades más hermosas del sistema montañoso, como Aosta, en el valle de su mismo nombre, a la entrada de Monte Blanco.

Al noreste está Friuli-Venecia Giulia, un tesoro escondido donde puede subir las escaleras romanas de Aquileia, visitar otras ruinas del imperio romano, subir sus montañas, y deleitarse con sus vinos y famosos proscuittos. 

Sicilia, Italia. Foto Adobe

La ciudad de Turín abre la puerta a los Alpes, y es un destino atractivo para los amantes del ski y de la  buena mesa. Aunque el invierno es frío en Turin, hay menos neblina y llueve menos que durante otras estaciones. En febrero se realiza la Feria del Chocolate, famosa por sus presentaciones locales e internacionales.

El invierno en Italia significa tiempo de celebraciones, de fiestas, de teatro, de ópera, de museos.


Roma es Roma aun en invierno, durante el que se pueden ver días lluviosos y nublados, pero también días de sol. Su riqueza histórica y cultural se engalana con luces desde diciembre, y el despliegue de arte de sus museos y de sus ruínas del imperio romano continúan siendo un espectáculo único.

La majestuosidad de Piazza San Pietro (Plaza de San Pedro) puede verse con mayor tranquilidad en uno de esos días soleados de invierno en Roma, y en compañía de mucha menos gente de lo habitual.

Los museos de Roma y otras ciudades italianas abren sus puertas todos los días durante la temporada de invierno para mostrar sus exuberantes colecciones de arte y obras maestras, con menos filas y más tramquilidad para disfrutar de la magia del arte.

Obra de Raffaello Monteroso en Capella Magna o Capilla Sixtina

Los atardeceres sobre el río Tiber, en Roma son también famosos en invierno, al igual que los picnics en sus playas a la hora del almuerzo.

En febrero por ejemplo se celebra el Carnaval de Venecia, otra ciudad para visitar en invierno y disfrutar de su belleza sin los ríos de turistas que usualmente la visitan.
El Carnaval de Viareggio y la Fiesta de Santa Águeda también son celebraciones atractivas, al igual que la fiesta de lla Donna, que se lleva a cabo en marzo.

Y la majestuosa Fiorence, que como Roma, nunca se desocupa totalmente de sus visitantes extrangeros, pero que, afirman los que saben, visitarla en invierno puede ser la mejor época.

Eso si no olvide que Fiorence es amoda y glamour, y el frío no le impide a los fiorencinos vestirse elegantes,  con sus  botas y prendas de cuero fino cuándo salen de fiesta o a comer y disfurtar la enorme variedad de vinos y los platos de alta cocina italiana.

Cortina d’Ampezzo, Trentino. -Alto Adige, Lombardía y Veneto son otros lugares para visitar en Italia en invierno. 

Toscana

Disfrute el aire fresco de invierno en esta región rural de viñedos y olivos, y deleitese con sus jamones curados, sus pastas y sus vinos, para brindar por la exuberancia y la belleza de la Italia en invierno, que ocasionalmente se cubre también de blanco!

 

2 comments

  1. I enjoy the article

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *