La caligrafía o escritura de mano no ha muerto

 

Cuando apenas tenía once años, Pedro Corréa do Lago le escribió al director francés François Truffaut su firma y recibió, por correo un libro inscrito por él. En las décadas siguientes, Corréa do Lago construyó una de las colecciones más admirables del mundo en su género.

¿Qué le atrae — y a nosotros — una carta personal de la {escritora} Emily Dickinson, o un proyecto de psicoanálisis escrito por Freud, o una nota inescrutable de Rasputin? Correa do Lago acompaña a Christine Nelson, curadora de Drue Heinz de manuscritos literarios e históricos, para una animada discusión sobre el placer de la caligrafía y la alegría de coleccionarla.

Check Also

El machismo o la masculinidad toxica

1 de cada 5 hombres no llega a cumplir 50 años en las Américas, debido …

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *