“Vivir es sufrir”

El libro Man’s Search for Meaning (El hombre en busca del significado de la vida) escrito por el médico y psiquiatra australiano Viktor E. Frankl, puede ser muy oportuno en estos tiempos de dificultad de las sociedades en el mundo.

Al igual que Freud, el doctor Frankl encontró que la mayor causa de las neurosis y el padecimiento de los hombres es el sufrimiento y la ausencia de significado o sentido de la existencia y la responsabilidad que sienten con ello.

Con base en las respuestas de sus pacientes afectados por penas psicológicas y físicas a la pregunta_¿Porqué no te suicidas? Frankl creó la terapia llamada logotherapy.

Frank distingue varias formas de neurosis, y rastrea algunas de ellas (las neurosis nogénicas) hasta la incapacidad del paciente de encontrar significado y un sentido de responsabilidad en su existencia.

Mientras Freud enfatiza la frustración en la sexualidad, Frankl la  concibe como el resultado de la falta de “esperanza o voluntad de un significado”.
Su teoría no es sólo el resultado de su práctica psiquiátrica.

El gran sufrimiento que debió enfrentar Frankl como prisionero en los campos de concentración nazi contribuyó en el desarrollo de su terapia.

Después de que su padre, madre,  hermano y esposa fueron enviados a las cámaras de gas, Frankl y su hermana fueron los únicos de su familia que sobrevivieron al holocausto.

Sin libertad, sin ninguna posesión material, Frankl debió vivir con hambre, frío y expuesto a la brutalidad del régimen alemán, esperando únicamente la hora de su ejecución.

En esas circunstancias el médico se preguntó cómo podría continuar teniendo una vida digna.

Frankl, quien hace parte hoy de la facultad de Psiquiatra de la universidad de Vienna, basa su terapia al igual que su antecesor Sigmond Freud en descubrir la naturaleza o causa de la neurosis  para encontrar su curación.

Dice que el énfasis que se hace hoy en ser felíz como principio de salud mental crea presión en las personas para “ser felices”, y esa es una de las causas de infelicidad.

“La carga de infelicidad inevitable se incrementa por la infelicidad de sentirnos infelices “, dice el autor.

¿Entonces, cuál es el remedio para quién no encuentra ningún significado en su existencia según el autor?

Una de las premisas a las que conduce el psiquiatra es pensar en lo peor que puede pasar cuándo nos sentimos acorralados, con miedo, o sufrimos por algo.

Qué puede hacer un ser humano cuando de repente se da cuenta que “no tiene nada que perder, excepto una vida ridículamente vacía?”, afirma Frankl.

El comienzo de la terapia conduce a preguntarnos sobre nuestro destino. Después surgen estrategias sobre cómo puede uno sobrevivir el hambre, la humillación, el miedo y la ira profunda ante la injusticia con imágenes creadas de personas queridas.
Pensar en un ser querido, o en la fe o las creencias en alguna religión, o pensar en algo con siniestro sentido del humor e incluso poner en nuestra mente la belleza curativa de la naturaleza como un árbol o una puesta de sol, aconseja el terapista.
Pero esto suena bastante sencillo. Estos cortos momentos de no sufrimiento no garantizan la posibilidad de vivir sin alguna ayuda.
De acuerdo a la logoterapia la clave está en entender mejor las causas de nuestro propio sufriemiento y darnos cuenta del poco sentido que tiene sufrir por ello.

Es aquí donde encontramos el tema central del existencialismo: vivir es sufrir, sobrevivir es encontrar significado en el sufrimiento.

Si hay un propósito en la vida, debe haber un propósito en sufrir y en morir, dice Frankl.  Pero ningún hombre puede decirle a otro cuál es este propósito.

El autor enfatiza en que cada uno debe descubrir por sí mismo el propósito de su existencia, y debe aceptar la responsabilidad que requiere su respuesta, con dignidad, con coraje.

¿Producir un montón de dinero es nuestra idea de felicidad?
El autor nos invita a encontrar el bienestar y evitar las frustraciones en encontrar un significado diferente a tener, a poseer, sino de crear verdad, belleza, bienestar u otras cosas únicas e incomparables.

Si tiene éxito, (en el alcanzar el propósito de la existencia) seguirá creciendo a pesar de todas las dificultades, según Frankl.

El autor cita en su libro a Nietzsche y su frase que dice, “Aquel que tiene un porqué para vivir, podrá enfrentar y encontrar el cómo para hacerlo”.

Otro aspecto de la logoterapia es manejar la actitud que tenemos frente a las circunstancias que no podemos cambiar.

Título original en alemán: Ein Psychologe erlebt das

 

Vea la vida del autor y profundice en la Logoterapia aquí

https://www.univie.ac.at/logotherapy/biography.html

Lea el libro en inglés aquí

Man’sSearch for Meaning

 

 

SUSCRÍBASE A MEDIALUNA MAGAZINE


REGÍSTRATE / REGISTER

To receive our new best articles, campaigns and content that informs and transforms to make a better world for all.

¡Regístrate para recibir nuestro contenido importante, urgente y entretenido, que informa, transforma y busca crear un mundo mejor para todos !