Ocasio, sigue cogiendo el toro por los cuernos

Alexandría Ocasio Cortéz, la congresista boricua que toma el toro por los cuernos

fotografia tomada de Medium.com
Por Diana Leal K.

La faena de Alexandria Ocasio Cortéz continúa. Esta vez enfrentando al congresista republicano Ted Cruz, después de la toma del capitolio en Washington D.C. el pasado 6 de enero, y en la que el congresista texano causiosamente participó.

«Renuncie senador» le dijo la congresista cu[ando Cruz quiso empatizar cone lla en un asunto de economia.

«Hace pocos días intentó usted matarme», asi que no veo como puede usted estar opinando, dijo la representante a la C[amara de los Estados Unidos .

Sin que haya cumplido aún un año como miembro de la Cámara de Representantes de los Estados Unidos, la descendiente de Puerto Rico, símbolo de la calle Bronx de Nueva York, y congresista más joven elegida en la historia de la nación (a sus 29 años) ha convertido la vida política de Washington y las largas y aburridas sesiones de la cámara baja en lidias para no perderse.

Desde que fue elegida representante a la Cámara por el distrito 14 de Nueva York AOC, como llaman Alexandria Ocasio Cortez  en la cultura gringa, amante de abreviaciones, no solo ha debido enfrentarse a los toros más bravos en la cámara baja de la plaza mayor. Su origen étnico, su color de piel, su edad y su estatus económico además de su hidalguía al declararse socialista en un país con millones de reaccionarios republicanos, ha puesto a la representante a embestir y probar sus antecedentes, habilidades y destrezas en corridas y rodeos.

Uno de las primeras embestidas la recibió poco después de haber ganado su puesto en la contienda política y fue la de defenderse tras las acusaciones de «fingir sus orígenes de proletaria del Bronx».

Alexandría respondió con maestría  al declararse de dos mundos; el mundo del barrio de trabajadores de Bronx, donde nació y vivió hasta sus cinco años y dónde más tarde encontrara su inspiración política y sus electores, y la del mundo que vivió como residente del condado Westchester, un suburbio de clase media  donde pasó sus años de adolescente y estudió su preparatoria y universidad.

Espere más!

SUSCRÍBASE A MEDIALUNA MAGAZINE