¡Salvemos la tierra!

La producción y uso de energía es el mayor problema del calentamiento de la tierra, y de igual manera, es la solución.

Los gobiernos y población de los países de mayor consumo y producción: China, USA e India, entre otros, son los mayores responsables  y sus soluciones tendrían el mayor impacto

Por Medialuna Magazine

Es muy probable que 2024 sea el año con el clima más caliente o el segundo más caliente jamás registrado en la tierra y los océanos. De acuerdo a estudios de la universidad de Berkeley recién publicados, marzo de 2024 fue nominalmente el marzo más cálido desde que comenzaron los registros de temperaturas en 1850, con temperaturas similares a marzo de 2016.

El promedio de temperaturas de los océanos en marzo de 2024 también superó los records.

Según el análisis de la universidad de Berkeley, en California, hay un 80% de posibilidades de que 2024 tenga una anomalía de temperatura promedio anual de 1,5 (2,7 ° F) por encima del promedio de 1850 a 1990.Tomado berkeleyearth.org

 

La gráfica muestra la tendencia en el calentamiento de los océanos desde 1860 hasta 2020. Marzo 2024 alcanzó record en el calentamiento de sus aguas. Tomado berkeleyearth.org

Detener el catastrófico calentamiento de la tierra y los océanos es un compromiso de todos, pero en especial de los gobiernos y los grandes empresarios.Exijámosle a los dirigentes, ―en especial a los países que más contribuyen con la emisión de gases y el calentamiento global: China, Los Estados Unidos y la India―, entre otros, que actúen ya.

Exijamos a los gobiernos responsables:

    • Reducir el uso de (1) combustibles fósiles (ej: carbón, petróleo y gas natural entre otros)
    • Desarrollar sustitutos de los gases de efecto invernadero e implementar energía renovable.  Es necesario que los gobiernos inviertan en fuentes alternativas de generación de energía limpias,  confiables y más baratas.

Mientras los gobiernos actúan de manera responsable, todos podemos contribuir a reducir el calentamiento global en la forma como vivimos, como comemos, en el uso de energía, con el consumo de productos y el tamaño de la familia que planeamos o queremos tener.

Reduzcamos, Reusemos y Reciclemos

  • Reduzcamos el uso de automóviles. Caminemos, utilicemos el transporte público o la bicicleta, reduzcamos los viajes en avión, asi podemos reducir la emisión de gases.
  • Ahorremos agua tanto como sea posible, considerando que el calentamiento ya está produciendo intensas sequías. Además, entre menos agua residual menos contaminación de aguas que posiblemente llegan a los océanos.
  • Evitemos verter productos químicos o grasa por el desagüe de sifones y cañerías de las casas y restaurantes.
  • Reduzcamos el uso de energía: evitemos el uso de la calefacción en lo posible, o los aires acondicionados, y reemplacémoslo por mantas o ropas de material caliente, Apaguemos las luces cuando no se utilicen, cerremos las puertas inmediatamente para que no se escape el calor de la calefacción, tomemos duchas cortas.
  • Utilicemos bombillas de luz de bajo consumo y larga duración. Las bombillas de bajo consumo reducen las emisiones de gases de efecto invernadero.
  • Comamos menos carne y lácteos, consumamos más alimentos de origen vegetal, compremos alimentos locales y de temporada y no desperdiciemos los alimentos.
  • Reduzcamos el consumo y el desperdicio, reciclemos, evitemos comprar productos que no necesitamos, con muchos empaques y reduzcamos el uso de plástico.
  • Respetemos y protejamos los espacios verdes. No botemos basura ni heces de perros en los parques. Recojamos sus desechos. Tienen bacterias y cuando llueve los arrastran, y llegan a los ríos y contaminan el agua.
  • Si no hay canecos de basura, llevemos los residuos a nuestra casa, y allí los procesamos.
  • Los residuos de su mascota pueden ir, como los suyos, al inodoro. 
  • Reutilicemos lo que podamos, arreglemos en vez de tirar, o cambiar. Reduzcamos el consumo y lo que tiramos a la basura.
  • Plantemos un árbol o dos, o tres, en los parques, con las comunidades. Los árboles dan alimento y oxígeno. Ayudan a ahorrar energía, a limpiar el aire y combaten el calentamiento de la tierra.
    • Trabajemos como voluntarios para realizar limpiezas colectivas de nuestra cuadra, parques, barrio o avenidas.
    • Busquemos cómo podemos ayudar de manera voluntaria a proteger los ríos, lagos y reservas de agua.
    • Eduquémonos sobre la importancia que tienen los recursos naturales y ayudemos a que otros entiendan la importancia de su cuidado.
    • Drive less, bike more! Maneje menos, camine más, o consiga una bicicleta, si aún no tiene, para transportarse. 

¡Salvemos la Tierra Ahora!

Otras organizaciones más liberales que consideran que no es suficiente con reemplazar las bombillas de luz, o hacer compost con los residuos de comida que sobran y reutilizarlos como abono, nos invitan a que:

    •  Reduzcamos el número de hijos o no tengamos hijos para combatir la sobrepoblación mundial
    • Comamos de manera responsable, es decir, más productos orgánicos que se siembran en sus comunidades y no requieren el uso de transporte ni la utilización de químicos para procesarlos,  y consumamos menos carne y productos derivados de animales, como la leche o los huevos
    • Reducir nuestras huellas de carbono, como el uso de centrales eléctricas para generar electricidad, y la utilización de máquinas que utilizan carbón o gasolina, entre ellas los automobiles.
Nota de pie de página
(1) Los combustibles fósiles, carbón, petróleo, gas natural entre otros, son depósitos combustibles que se encuentran en la corteza terrestre y que se formaron a partir de restos de organismos prehistóricos que vivieron hace millones de años.

Vea aquí qué significa el compost y cómo hacerlo

Fuentes