Sí, ¡la comida mexicana es exuberante!

La comida mexicana con su exuberancia de ingredientes y su riqueza de sabores, colores y tradición tiene bien ganada su admiración y reconocimiento alrededor del mundo

La comida mexicana es exuberante, como su historia

Por Diana L.K

Cuándo hablamos de la comida mexicana no nos referimos a los tacos callejeros hechos con tierna carnita de cerdo sazonada con condimentos naturales y cocinada de manera lenta por horas para que conserve sus jugos.

Tampoco nos referimos a su enorme variedad de salsas hechas con su colorida y rica variedad de chiles que alcanzan cerca a las cincuenta especies y en las que veinte son los más utilizados.

Tampoco nos referimos al sabor de sus cebollitas verdes y rojas, cilantro, tomate (jitomate como le llaman los mexicanos) ajo y limón.

No estamos tampoco hablando del arroz amarillo cocido con caldo de pollo o res, sazonado  con tomates frescos, para acompañar el caldo hecho con vegetales frescos y saludables.

No hacemos referencia aquí tampoco a sus frijolitos con queso, refritos, cremosos y picanticos.

Cuándo hablamos de la comida mexicana y su fama internacional nos referimos a sus moles y mariscos, a  sus exóticos platos cuya base son sus abundantes chiles, sus jugosas carnes cocinadas con maestría y dedicación.

Cuándo se habla en el mundo de la gastronomía de México se hace referencia a una historia milenaria y su rica influencia de las civilizaciones Maya y Azteca y la utilización de hierbas y condimentos propios de las diferentes regiones.

Además debemos reconocer la importante influencia que tuvo en la cocina mexicana, la comida francesa y Española, en especial en algunas regiones a las que llegaron en el periódo llamado de la conquista y dónde se asentaron y llevaron con ellos su tradición y cultura.

Comida del día a día

Pero también la comida sencilla, del día a día es increible en sabores, y aunque no todos lo crean, es nutritiva y saludable. Vean este caldo de res, ideal para los días fríos.

La comida mexicana y todo su festín de sabores y colores no es sólo el resultado de la riqueza de los suelos mexicanos, y sus frutos.

Hay algo especial en la forma de quienes participan en la magia y es la alegría, la generosidad y la sencillez  con la que cocinan, sirven y comparten sus sabrosos platos.

En los Estados Unidos por ejemplo, país vecino, origen  de una continua y multitudinaria migración, los mexicanos son más que grandes chefs.

Ellos son motor en las cocinas de restaurantes de comidas de cualquier origen.

O que alguien diga que cocina o dónde no hay un mexicano cocinando, cortando, sazonando, lavando y limpiando para que salgan los platos exquisitos y deleiten a los hambrientos clientes a lo largo de los Estados Unidos?

Los vecinos del sur, hombres y mujeres, inmigrantes  que debieron o qusieron dejar su país por necesidad, o por gusto, o por moda, han sido no sólo excelentes cocineros y trabajadores, también empresarios.

Dificil ver una cuadra, un barrio, o localidad sin un restaurante mexicano, manejado por trabajadores mexicanos.

Y si hablamos de lo que pasa en México, pareciera que además de sus millones de restaurantes, desde los exquisitos y famosos, hasta los puestos de tacos callejeros, pudieran tener la misma magia.

Magia de sabores y colores y disponibilidad y amor natural por lo que se hace, eso es la comida mexicana, una mezcla de exquisitos ingredientes, grandiosas influencias, y el talento, la pasión y la generosidad de los cocineros.

Encuentre aquí deliciosas recetas de comida de América Latina

El sancocho, el plato común de toda América Latina

Mánjares de Yucatán

Vea aquí

Orígenes de la gastronomía mexicana

SUSCRÍBASE A MEDIALUNA MAGAZINE


Check Also

Sopa Wonton para el domingo

Por Medialuna Magazine Cuando el frío del invierno arrecia o se acercan fechas especiales qué …